Nadie bajo los palos

Fabio Capello, ex-entrenador del Real Madrid y actual seleccionador del combinado inglés, tiene un grave problema. Inglaterra no cuenta con ningún jugador de garantías para el puesto de portero. De los cuatro grandes equipos de la Premier League, ninguno de sus guardametas titulares es inglés: Van der Sar es holandés, Reina y Almunia son españoles y Petr Cech es checo. Del resto de porteros de equipos que militan en  la máxima categoría, solo seis  nacieron en dicho país y juegan habitualmente, y ninguno alcanza un nivel aceptable para una selección a la que siempre se le exije un buen papel en las citas mundialistas.

El cancerbero que más papeletas tenía para ser titular es David James. El actual portero del Portsmouth, equipo que pelea por no descender a la First Division, es apodado “calamity”, es decir, “calamidad”. Además, sufre de una lesión crónica que le obliga a guardar descanso al menos dos días después de cada partido, por lo que está casi por completo descartado de la cita mundialista.

Los otros dos porteros que han formado parte de las últimas convocatorias de Capello son Foster y Green. Foster es un guardameta joven que milita en el Manchester United. No es titular salvo lesión de Van der Sar. Además tiene aun muchos aspectos por pulir, sobre todo en lo que respecta a balones aéreos. Green pertenece al West Ham y su talento es también más que dudoso.

Las otras alternativas son Paul Robinson, Kirkland, Duke y Hart. Sonará extraño, pero Robinson me parece la opción más acertada. Es cierto que suele cometer fallos -tiene casi imposible volver a la selección por este error– pero bajo los palos es ágil y es el que más experiencia tiene de todos. Kirkland, del Wigan, tampoco es un mal portero, pero Duke y Hart, del Hull y el Birmingham respectivamente, son ambos deficientes.

Se ha hablado muchísimo también de nacionalizar algún extranjero. Tal sería el caso de Manuel Almunia, que tiene imposible ir a la selección española, ya que la competitividad en este puesto -y practicamente en cualquiera- es altísima. El caso de que un jugador que no sería ni convocado con un combinado fuera titular en otro es el mejor ejemplo de la diferencia de nivel -al menos en la portería- entre ambas selecciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: