La sonrisa de Cazorla ciega al Getafe

El Villarreal remontó ante el Getafe para llevarse un partido que realmente mereció ganar. Se complicó la vida el equipo de Valverde, que jugó gran parte de la segunda mitad con un jugador menos, pero la entrada de Cazorla compensó esa desventaja y entre el asturiano y Capdevila, autor de dos goles, derribaron a un pobre Getafe.

Entretenida primera parte que comenzó de la mejor manera posible: con un gol. Centro de Gavilán, mal despeje de Marcano, y Pedro León conecta una volea dentro del área ante la que nada puede hacer Diego López. El internacional sub-21 sigue demostrando su técnica en la mejor liga del mundo, y adelantaba al Getafe cuando aún no se habían cumplido ni cinco minutos de partido. El Villarreal buscó el empate, aunque bastante precipitadamente, mientras el Getafe inquietaba al contragolpe. Soldado tuvo el segundo tras un error de Godín, pero el canterano del Real Madrid envió el balón rozando el palo. Lo cierto es que el Villarreal no está mostrando la misma solidez defensiva que en anteriores campañas.
Dominaba más y más el equipo local, y tras una buena jugada de equipo Capdevila establecía el empate con un gran chut desde fuera del área. De medio del campo hacia adelante, el Villarreal es un equipo temible. Pires sorprendía trazando diagonales desde la banda, y la movilidad de Rossi y Nilmar arriba desconcertaban a la defensa getafense. El árbitro no vio un penalty bastante claro sobre el brasileño, y más tarde “El Bambino” falló una clara ocasión tirando al muñeco. El submarino acabó jugando en el campo del Getafe, y los madrileños deseando que acabara el primer tiempo.

Tremendo comienzo también el de la segunda mitad. Un contraataque del Getafe perfectamente llevado acabó con Soldado por los suelos dentró del área, supuestamente derribado por Cani. Personalmente, no me pareció penalty, pero a Ramírez Domínguez sí, que además expulsó al ex-jugador del Zaragoza. Sería Soldado el encargado de transformar la pena máxima ante todo un parapenaltys como Diego López.
El partido se calentó a partir de ese momento; en El Madrigal se protestaba cualquier acción, incluido un piscinazo de Ángel que le costó la amarilla. El partido perdió mucho ritmo por lo que Valverde introdujo a Cazorla y Llorente. No tardó ni cinco minutos el asturiano en revolucionar el partido con un golazo.
Increiblemente, el Villarreal controlaba el encuentro con un jugador menos gracias a la inteligencia de Senna y Bruno en el medio del campo.
A cinco minutos del final, un gran pase de Llorente dejó solo a Godín, que cedió para que Capdevila anotara su segundo tanto de la noche. Lo intentó el Getafe, pero el partido se lo llevó justamente el equipo local, que acabó con dos jugadores menos al ser expulsado también Ángel por doble amarilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: