Cuartos de final: El África profunda defrauda

De las tres favoritas del África profunda (Costa de Marfil, Camerún y Nigeria) sólo quedan en semifinales las “Águilas Verdes”. Las dos primeras han sido ya eliminadas, curiosamente por selecciones de países con vistas al Mediterráneo (Argelia y Egipto, respectivamente). Se veía venir, ya que, por muchos nombres que acumulen, no han conseguido formar un colectivo. Ninguna dispone de un mediocentro creativo y Yaya Touré, Song o Mikel tienen que asumir una función para la que, o bien no están capacitados, o bien no están acostumbrados a desempeñar.

El primer  choque de cuartos enfrentó a Ghana con Angola. Fue un partido aburrido, como la mayoría de los de esta edición de la Copa de África, que se decantó por un gol al contragolpe de los ghaneses. Los anfitriones, que habían dejado destellos de calidad con Flavio y Manucho, decepcionaron y no fueron capaces de combinar en el medio del campo, por lo que su juego se vio resumido a balones largos e inefectivos.

El segundo encuentro enfrentó a Costa de Marfil con los rocosos argelinos. Se adelantaron los “elefantes” por medio de Kalou nada más comenzar el partido, pero Matmour, sin duda el mejor jugador de Argelia, igualó la contienda. El partido parecía abocado a la prórroga, pero Kader Keita marcó un golazo cuando se cumplía el tiempo reglamentario. Y cuando parecía que Costa de Marfil se clasificaría, volvió a empatar Argelia. Me perdí la prórroga al estar viendo a Cristiano Ronaldo dar codazos, pero Argelia marcó y Costa de Marfil también, pero se lo anularon, por lo que pasaron los “Zorros del desierto”.

A causa de estar viajando me perdí el Egipto-Camerún. Como he señalado al principio del post, pasó Egipto ante la mediocridad de Samuel Eto’o y compañía, si bien en este partido mostraron una cierta mejoría que de todos modos no les sirvió de nada. Egipto continua lanzada a por su tercer título consecutivo, algo que sería histórico.

Llegué justito para ver el Nigeria-Zambia en una calidad ínfima. Suficiente para encariñarme con Zambia, la única selección que apuesta claramente por el ataque en lugar de la defensa. Dominó a Nigeria y la puso contra las cuerdas, pero pagó cara su falta de puntería y acabó perdiendo en penaltys. Se dio la curiosa situación de que ambos porteros tiraron el quinto y último penalty. Sólo puede ocurrir en África. Estaré atento a las semifinales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: