Rooney-dependencia

Dice el entrenador del Chelsea, Carlo Ancelotti, que su gran rival de cara a la lucha por la Premier League, el Manchester United -porque yo creo que el Arsenal acabará pinchando- tiene dependencia de su delantero Wayne Rooney. Imagino que el técnico italiano, normalmente comedido en sus declaraciones sobre todo si lo comparamos con alguno de sus predecesores en el banquillo de Stamford Brigde, hará estos comentarios con el fin de compensar los elogios de la prensa al equipo de Ferguson tras la aplastante victoria de los Red Devils por frente al Hull por cuatro a cero, partido en el cual Rooney marcó todos los goles.

No le falta razón a Ancelotti. Tras las ventas de Cristiano Ronaldo al Real Madrid y Carlos Tévez al Manchester City, el gran dominador de la Premier League en los últimos años rebajó ligeramente la deuda que actualmente tiene, pero dejó un vacío en la plantilla que no se ha podido o no se ha sabido llenar.
Sir Alex Ferguson cuenta, además de con el chico malo inglés, con cuatro arietes puros: Berbatov, Owen, Wellbeck y Macheda. El escocés ha dicho que le encantaría dar más minutos a Owen pero que para ello debería quitar a Rooney del once titular, de lo cual se deduce que no se plantea jugar con dos delanteros.

En este 4-3-3, los puestos de extremo suelen ser ocupados por Valencia y Ryan Giggs. No voy a criticar más al ecuatoriano, baste decir que la sola comparación con el ahora jugador del Real Madrid es absurda. Ryan Giggs siempre ha sido un jugador cumplidor, pero la edad le empieza a pesar y actualmente su rendimiento a partir del minuto sesenta baja bastante. Una buena opción sería Nani, pero el portugués no está teniendo la confianza necesaria para crecer como futbolista.
Tampoco en el medio del campo hay un futbolista cuya visión de juego sea portentosa -Paul Scholes lo fue, pero le pasa lo mismo que a Giggs- y Fletcher y Carrick son buenos futbolistas pero poco desequilibrantes. Por tanto, la voluntad de Rooney de estar en contacto con el balón le obliga a bajar a recibir lejos de la portería, iniciar él mismo la jugada y también acabarla. Tiene tanto talento y es un jugador tan sacrificado que de momento el Manchester United casi no ha notado el déficit ofensivo, pero probablemente esa dependencia de uno de sus buques insignia les acabe pasando factura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: