Sobre el derby de Mersey

Una vez más, el partido entre Liverpool y Everton podía suponer el despido de Rafa Benitez. Una derrota ante el máximo rival, que además dejaría a los “Reds” practicamente sin opciones de jugar el año próximo Champions League, habría supuesto con bastante seguridad el despido del técnico español. Sin embargo, Rafa ha salvado otro “match ball”.

Parecía algo imposible dadas las alineaciones titulares de ambos equipos. Lucas Leiva-Mascherano contra Cahill y Osman, es decir, total superioridad creativa del equipo visitante. Pero el derby del Mersey es algo especial. El carácter de este partido es mucho más duro que el resto, y es en ese juego de “Kick and Run” en el que el Liverpool se maneja a las mil maravillas. La agresividad se apreció desde el inicio, y el Everton debió quedarse con un hombre menos por una entrada salvaje de Fellaini. Sin embargo fue el Liverpool el que quedó en inferioridad por expulsión de Kyrgiakos, a todas luces injusta.

No obstante, este hecho incluso benefició al Liverpool, quizás porque comprendió que la derrota sería algo normal y su victoria como una heroicidad. Se liberaron de la presión y jugaron sin especular. Mascherano ocupó el lateral derecho y Gerrard bajó más a recibir el balón, sólo para soltarlo rápidamente hacia posiciones más adelantadas, aunque N’Gog se mostró muy nervioso e impreciso. Otra historia hubiera sido de haber estado Torres. El Everton, con jugadores capaces de mover el balón con precisión -Osman, Arteta, Donovan, Cahill- se veía en muchos casos incapaz de hacerlo ante la presión del Liverpool.

Y en cuestión de sacrificio por el equipo, hay un jugador que destaca por encima de todos. Dirk Kuyt, que hizo un trabajo sencillamente impresionante, multiplicándose en el campo para cortar los ataques del Everton. El luchador  holandés se llevó el premio del gol, de cabeza, adelantándose a todo un veterano como Neville en un corner.
No es que el gol hiciese justicia, porque el Everton dominó el encuentro y tuvo las mejores ocasiones, pero sí viene a demostrar lo que es el derby de Mersey, un partido en el que la pasión prima por encima de todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: