Brasil muestra sus defectos y sus virtudes frente a Irlanda

Brasil venció anoche por 2-0 a Irlanda, pero pese a la victoria no logró convencer a los más exigentes. Se presumía que la selección de Trappatoni sería una buena piedra de toque, ya que cuenta con jugadores con gran experiencia internacional, como Robbie Keane o el mejor portero de las islas, Given, y así fue durante la primera parte, en la que Brasil evidenció los problemas por los que habitualmente es criticada, a pesar de irse en ventaja al descanso gracias a un gol en propia puerta de los irlandeses. En la segunda mitad todo cambió, y la “Canarinha” sacó a relucir todo su esplendor.

Si los de Dunga se atascaron durante los primeros cuarenta y cinco minutos fue fundamentalmente por dos motivos. En primer lugar, y más importante, el empecinamiento del seleccionador en jugar con un doble pivote puramente defensivo formado por Gilberto Silva y Felipe Melo, al que victorias como la de ayer no favorecen. El fútbol fue tremendamente lento, e Irlanda tuvo bastante facilidad para impedir los ataques brasileños e incluso hacerse con la posesión del esférico durante algunos tramos del primer tiempo.
El segundo problema, más leve aunque difícilmente subsanable, es la posición de lateral izquierdo. Ayer jugó Michel Bastos, cuya demarcación natural no es esa. ¡Lástima que ni Maicon ni Alves puedan ser cambiados de banda! Por cierto, parece que definitivamente quien jugará de lateral derecho será Maicon, y Alves ocupará una posición más adelantada.

Durante la segunda parte la selección irlandesa se vino abajó y Brasil pudo incluso golear. Entró Graffite en lugar de un apagado Adriano para demostrar que el puesto de “9” aún está en el aire, aunque en mi opinión el titular será Luis Fabiano. También Kaka’ jugó mejor, aunque sin alcanzar su mayor nivel. La diferencia entre el Kaka’ de Brasil y el del Real Madrid son los desmarques de sus compañeros. Mientras en Brasil, los interiores se abren hacia las bandas haciendo lo que en baloncesto se conoce como “aclarado”, en el Real Madrid trazan diagonales hacia el centro y el ariete realiza desmarques de apoyo, por lo que el espacio en la parcela central es muy limitado.
Otro jugador que muta de su club a la selección es Robinho, aunque eso no es nuevo. Con Brasil se divierte y los espectadores podemos ver al crak que realmente es, tan sobrado de talento como falto de sentido común.

También beneficio a la “Canarinha” la entrada de Alves en lugar de Ramires, un jugador que en mi opinión no da la talla para jugar en un combinado de tales exigencias. Alves dio aun más velocidad y combinó con Robinho y Kaka’ hasta volver loca a la defensa irlandesa. El ex-jugador del Real Madrid marcaría el segundo tanto, pero Given pudo encajar bastantes más si los atacantes brasileños hubieran estado más acertados.
No son muchos los defectos de Brasil, y sí son varias las virtudes. No en vano estamos ante una de las dos grandes candidatas a ganar el próximo Mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: