El eslabón más débil

Onémiso Sánchez ha sido cesado hoy como entrenador del Real Valladolid. El propio técnico pucelano había manifestado tras la derrota ante el Villarreal que sus números eran para ser despedido, facilitándole aun más la labor al presidente del club, Carlos Suárez. De momento, su puesto lo ocupará Jorge Alonso, hasta ahora segundo entrenador.

Onésimo había llegado al club que le vió nacer como futbolista en sustitución de Mendilibar. Aquel cambio, absurdo y precipitado, aquella destitución de uno de los técnicos más valorados en la capital castellana desde hacía años, ya hacía presagiar que las cosas no marcharían bien. Con el vasco, el equipo llevaba una trayectoria irregular en liga, y aunque coqueteaba con los puestos de descenso, se mantenía fuera de ellos. Trabajo suficiente para continuar en el cargo, sobre todo teniendo en cuenta las posibilidades de la plantilla del Valladolid. Sin embargo, una vez más, la paciencia con el entrenador ha sido escasa.

Con Onésimo nada ha cambiado, e incluso el equipo ha empeorado en varios aspectos, sumando seis puntos de treinta posibles en los dos meses que ha estado bajo sus órdenes. Los resultados de un entrenador casi novato como Onémiso han sido paupérrimos, pero la culpa, como casi siempre, no es sólo del que se sienta en el banquillo. Ni los que saltan al césped cada domingo han rendido al nivel que se esperaba de ellos, ni la plantilla era lo suficientemente amplia. Sin embargo, siempre resulta más sencillo despedir al entrenador que hacer autocrítica, por mucha palabrería que suelte Marcos en las entrevistas.
Y ahora, ¿quién será el próximo? ¿quién estará dispuesto a pasar desapercibido en el triunfo y ser señalado en la derrota? ¿quién quiere ser el eslabón más debil?

Anuncios

One Response to El eslabón más débil

  1. Adrian dice:

    Dos destituciones me parecieron precipitadas este año: la de Valverde y la de Mendilíbar. Mientras el Villareal ha remontado básicamente porque tiene un gran equipo, estaba claro que en el Valladolid solo iba a empeorar la situación. Habría que explicarle a muchas directivas que porque un jugador haya tenido éxito en su carrera deportiva no tiene que ver para que vaya a ser un gran entrenador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: