El Valencia renueva a Emery

El entrenador vasco Unai Emery confirmó que seguirá en el banquillo ché por tercera temporada consecutiva. Parece que por fin, tras años de inestabilidad institucional y deportiva, la cordura y el buen hacer han llegado a Valencia y se da continuidad a un proyecto que crece año a año.

Los de Unai Emery van a terminar la liga en una brillante tercera posición, sólo por detrás de los imparables Barcelona y Real Madrid. Sin embargo, aunque los números parezcan decir lo contrario, la temporada de los valencianistas ha sido bastante irregular, y algunas de las decisiones del técnico han sido duramente criticadas a lo largo del año. El equipo ha sido demasiado conservador y en varias ocasiones se ha salvado de dolorosas derrotas gracias al enorme talento de sus futbolistas de ataque: Mata, Silva y Villa.

El peso que tienen en el equipo el trío de “bajitos”, a los que se les suelen unir Joaquín o Pablo Hernández para formar un cuartero mágico, provoca que el Valencia adopte un estilo de contragolpe impropio de un conjunto que debería tener mucho más la posesión de balón durante los partidos. Esta tendencia a desarrollar un juego vertical vertiginoso es la causante de que el equipo se parta en el medio del campo con frecuencia.

Emery no ha sabido remediar este defecto e incluso lo ha potenciado alineando con asiduidad un mediocentro defensivo o incluso dos -Albelda y Marchena- que ayudan muy poco a la labor creativa del equipo y disminuyen las posibilidades de que les lleguen balones en buenas condiciones a los delanteros, además de facilitar el hecho de que el equipo espera muy atrás a los rivales.

El otro reproche que se le puede hacer al preparador vasco ha sido el escaso aprovechamiento de Zigic. Quizás el motivo sea que las características del gigante serbio no se adaptan al estilo de juego del Valencia, pero eso no es del todo cierto, ya que Zigic ha cumplido en las pocas ocasiones en que se ha requerido de su presencia en el once. Poco compensible el empecinamiento en que el espigado delantero siguiera formando parte de la plantilla ché en lugar de buscarle una salida, aunque fuera momentánea,que es precisamente lo que ha sucedido con Miku, cedido en el Getafe.

Pese a estos errores, Emery ha sabido llevar una plantilla que ha sufrido numerosas bajas en defensa. En esas circunstancias ha improvisado con Jordi Alba como lateral izquierdo, experimento que ha resultado satisfactorio, y ha lidiado con dos jugadores conflictivos como son los portugueses Miguel y Manuel Fernandes evitando que los problemas extradeportivos afectaran al vestuario.

Los rumores acerca de las posibles salidas de las estrellas valencianistas volverán a sonar con fuerza este verano. La venta de alguno de los cracks podría incluso favorecer al equipo, que dejaría de depender de ciertos jugadores. Quizás así Emery tendría más fácil modificar el sistema y podríamos disfrutar de un juego más fluido y tan vistoso como el que actualmente practica el equipo de la ciudad del  Turia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: