Mundial 2010: Análisis de Francia

El seleccionador francés de fútbol, Raymond Domenech, es un tipo extraño. La elaboración de alineaciones y convocatorias basadas en criterios totalmente extrafutbolísticos, como puede ser el signo zodiacal de sus jugadores, es un reflejo más de su controvertida personalidad, que resta bastantes posibilidades a los galos, quienes ya saben los veintitrés futbolistas que disputarán el Mundial de Sudáfrica.

En la portería, como venía siendo habitual, los tres seleccionados son Lloris, Mandanda y Carasso. El joven portero del Lyon finalmente se ha hecho con la titularidad gracias a una magistral temporada en la que ha sido uno de los grandes artífices de la sorprendente trayectoria de su equipo en la Liga de Campeones. A pesar de ello, al desequilibrado Domenech le ha costado concederle el puesto en el once inicial de Francia.

En la defensa destacan la ausencia de Escudé y la presencia de Squillaci, ambos jugadores pertenecientes al Sevilla, más aún teniendo en cuenta que ha sido el primero quien ha tenido más continuidad en el conjunto andaluz. Por otro lado, la experiencia de Gallas en el centro de la zaga será fundamental. Los laterales están muy bien cubiertos,con jugadores de características diferentes. Rápidos, con tendencia a sumarse al ataque y ligeras dificultades en defensa, como Clichy, Evra o Sagna, o experimentados y solventes defensivamente, como Abidal o Reveillere.

Uno de los principales problemas se encuentra en el medio del campo, concretamente en la elaboración de juego. El doble pivote, previsiblemente formado por Alou Diarrá y Toulalan, tiene un caracter puramente defensivo. La conversión en trivote tampoco cambia el panorama, ya que el añadido sería Abou Diaby. Domenech ha llegado incluso a probar a Malouda en esa posición, en la que el jugador del Chelsea pierde absolutamente todo su potencial. Malouda debe ocupar una de las bandas, ya sea un 4-2-3-1 ó un 4-3-3 el sistema utilizado, quedando la otra banda para Ribery, siendo Govou el recambio, ya que incomprensiblemente Nasri no formó parte siquiera de la preselección.

La creatividad de Francia la pondrá Gourcuff, pero las dificultades del equipo para trasladar el balón hasta su posición de mediapunta quizás le perjudiquen en exceso y no podamos ver al excelente jugador del Girondins en todo su esplendor. Valbuena, otro jugador talentoso que ha debutado recientemente en la selección, se encontrará con el mismo problema que Gourcuff en caso de disponer de minutos.

La posición de ariete, ante la controvertida ausencia de Benzema,  será ocupada por Anelka, un jugador que hace ya bastante tiempo que no juega como delantero centro sino por detrás del “9”. Gignac, tras una temporada poco brillante, es una alternativa, pero tampoco el jugador del Toulouse es habitualmente la referencia en ataque. Otra opcion es Cissé, que sin embargo  se desenvuelve en una liga de segundo nivel como la griega. La convocatoria de Henry, que podría jugar de delantero centro o pegado en banda como en los pocos partidos que ha jugado este año en la liga española, se explica sólo atendiendo a su impresionante trayectoria. El futbolista del Barcelona no será titular y sólo será utilizado en caso de que el equipo necesite que con su experiencia les eche una mano.

Francia no trasmite buenas vibraciones, y la principal causa es su entrenador Raymond Domenech. Es evidente que en un Mundial puede suceder cualquier cosa, pero los galos necesitarán que se alineen los astros y una buena dosis de suerte para conseguir triunfar en esta competición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: