Grupo F – Jornada 1: La suerte italiana

Conocemos la historia. Italia tiene suerte hasta cuando no juega. Después de que Justo Villar les regalara el empate, Nueva Zelanda consiguió empatar en el último minuto frente a Eslovaquia, igualando a uno la puntuación de todos los equipos e impidiendo a Eslovaquia ponerse en cabeza y disputarle la primera plaza a los italianos

Italia 1-1 Paraguay
La selección italiana decepcionó en su debut frente a Paraguay. Lippi eligió a Montolivo para ocupar el lugar del lesionado Pirlo, y aunque el jugador de la Fiorentina es un futbolista bastante técnico, su posición natural es un poco más adelatado del medio del campo y estuvo intermitente, irregularidad que contagió a todo su equipo. Incapaces de elaborar un juego fluido y con un Marchisio desaparecido, Italia sólo inquietó la meta de Justo Villar en las acciones de Simone Pepe. A pesar de ello, el dominio del balón era del equipo transalpino, mientras el conjunto guaraní buscaba como única solución atacante los balones largos hacia Haedo Valdez y un incansable Lucas Barrios. Precisamente de esa manera “a la italiana”, sin merecerlo y tras una jugada a balón parado, fue el modo gracias al cual Paraguay se puso por delante en el marcador merced a un cabezazo de Alcazar.
En la segunda parte, la idea de Lippi para revertir la situación fue dar entrada a Camoranesi. Italia siguió atascada pero consiguió empatar por mediación de De Rossi tras aprovechar un fallo de Justo Villar a la salida de un corner. Con poco criterio a la hora de buscar la portería de una cada vez más cansada Paraguay, Italia buscó una alternativa en Di Natale, pero el veterano jugador se encontró muy sólo a la hora de buscar compañeros con los que combinar, seguro echando de menos a gente como Cassano o Rossi. Finalmente el empate hizo justicia.

Nueva Zelanda 1-1 Eslovaquia
El equipo oceánico rescató un punto en el descuento gracias al gol de Reid, y aunque este resultado sea completamente inmerecido, cuenta lo mismo y el grupo está completamente empatado. Eslovaquia dominó el juego de principio a fin, aunque tampoco tuvo demasiada brillantez para deshacer la muralla neozelandesa. Solo algunas jugadas de Wiesse o Hamsik pusieron en aprietos al meta de los “All Whites”. Al comienzo del segundo tiempo, Vittek conseguía adelantar a su equipo gracias a un buen remate de cabeza -en posición de fuera de juego-. Sin embargo, el plan de Nueva Zelanda no cambió. Continuaron bombeando balones hacia Fallon, buscando un milagro que en el 99% de las veces no llegaría. Eslovaquia, quizás presa de la inexperiencia, fue echándose atrás y facilitando la torpe tarea neozelandesa. En el descuento, Reid, también en fuera de juego, consiguió batir al portero eslovaco e igualar el marcador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: