Holanda termina con la mentira de Dunga

Leía a Santiago Segurola decir que sus tres partidos favoritos de la historia de los mundiales eran tres enfrentamientos entre Holanda y Brasil. En el 70, en el 74 y en 1998. Yo sólo recuerdo, y de manera borrosa, el choque del Mundial de Francia, pero sin duda el encuentro de esta tarde en Sudáfrica compensa a mi todavía escasa memoria futbolística. Holanda se ha clasificado para las semifinales tras eliminar a la ultrafavorita Brasil en un partido emocionantísimo.

El mito de Dunga, el entrenador que erradicó la samba y el jogo bonito de la “Canarinha” para instaurar un férreo sistema, se ha derrumbado de repente ante Holanda. Y eso que pareció que Brasil volvería a vencer con relativa comodidad tras adelantarse en el marcador muy pronto (Robinho, min. 10), pero la “Naranja Mecánica” aguantó el resultado hasta el descanso y remontó en el segundo tiempo gracias a los goles de Felipe Melo en propia puerta y Sneijder.

La lesión de Mathijsen y el conservadurismo brasileño
El central del Hamburgo se lesionó en el calentamiento y en su lugar, Van Marwijk tuvo que dar entrada a Ooijer en el once titular. La inseguridad de la zaga “Oranje” aumentó todavía más con este cambio, y fue puesta de manifiesto en el primer y a la postre único gol brasileño, en el que Robinho se coló aprovechando un enorme hueco entre los centrales. Brasil pudo aprovecharse de esta debilidad, pero los jugadores, adoctrinados previamente por Dunga, prefirieron conservar la escasa ventaja en lugar de intentar hacer daño al rival.

Van Persie, muy sólo en punta
Tampoco podemos decir que Van Marwijk sea un entrenador que siga la tradición ofensiva de Holanda. Con un doble pivote formado por De Jong y Van Bommel en el centro del campo, la escasa creatividad de estos mediocentros impidió a los hombres desequilibrantes entrar en contacto con el balón a menudo, y el peligro holandés se redujo a alguna acción aislada de Robben, quien por otra parte estuvo bastante apagado durante los primeros cuarenta y cinco minutos.

El show de Felipe Melo
Tras haber dado la asistencia a Robinho en el primer gol, en la segunda parte el Bidone D’oro dio un recital sacando a relucir todos sus defectos, anotando en su propia portería el gol que dio alas a Holanda y posteriormente perdiendo los papeles hasta acabar expulsado. La sobreexcitación fue evidente en varios de los jugadores brasileños como Dani Alves o Maicon, que fueron incapaces de sobreponerse al gol de una cada vez más enchufada Holanda, que terminó pasando por encima de la pentacampeona.

Robben, de menos a más
Tras el empate, la selección holandesa ganó en confianza y comenzó a soltarse. El rendimiento de Robben, Sneijder,  un infravalorado Kuyt, así como de un incansable Van Bommel, subió varios enteros, y su calidad terminó por hundir a Brasil, totalmente desquiciada tras la expulsión de Felipe Melo. Dunga, fiel a sí mismo, solo fue capaz de introducir a Nilmar, a costa de sustituir a Luis Fabiano,  lo que apenas supuso ninguna reacción por parte de la “Canarinha”, que no fue goleada gracias a la falta de acierto de los atacantes holandeses.

Otro golpe al resultadismo
La tendencia que premia el resultado por encima del juego parece que comienza a revertirse. Con Italia y Francia eliminadas, la siguiente en caer ha sido la Brasil de Dunga, que inmediatamente ha dimitido de su puesto de seleccionador. Quizás este Mundial de Sudáfrica, tan criticado por las vuvuzelas, el Jabulani y el mal estado del césped de los terrenos de juego, sea recordado un cambio en la mentalidad de los técnicos, que tal vez entiendan que el método para alcanzar resultados es a través del talento.

Anuncios

One Response to Holanda termina con la mentira de Dunga

  1. Raquel dice:

    Realmente o grande responsável pela derrota do Brasil foi Dunga, principalmente por não ter escolhido bem o meio-campo. O Brasil que possui garotos destaque do “futebol-arte” como Paulo Henrique “Ganso” e Neymar não pôde ver seu futebol em excelência máxima. Mas a Holanda, que é um time mediano, apesar de ter derrotado o Brasil, não acredito que chegue à final.
    Aqui no Brasil, as pessoas em dia de jogo da seleção, sequer vão trabalhar dependendo do horário em que é a partida. Estavam todos confiantes, apesar de que os mais sensatos tenham previsto a derrota de antemão, pois essa seleção não possuía mesmo pinta de campeões mundiais.
    (:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: