Grupo E – Jornada 1: Faltan ideas y falta ambición

14 junio 2010

Una día más en esta Copa del Mundo y los equipos siguen evidenciando una increible falta de ideas. En el grupo E, Holanda se situa lider tras vencer por inercia a una decepcionante Dinamarca, mientras que Japón logró la victoria por la mínima ante Camerún. Nula ambición por buscar los tres puntos, conservadurismo aplastante del que muchos entrenadores se arrepentirán cuando ya no haya remedio.

Leer el resto de esta entrada »


Cuartos de final: El África profunda defrauda

25 enero 2010

De las tres favoritas del África profunda (Costa de Marfil, Camerún y Nigeria) sólo quedan en semifinales las “Águilas Verdes”. Las dos primeras han sido ya eliminadas, curiosamente por selecciones de países con vistas al Mediterráneo (Argelia y Egipto, respectivamente). Se veía venir, ya que, por muchos nombres que acumulen, no han conseguido formar un colectivo. Ninguna dispone de un mediocentro creativo y Yaya Touré, Song o Mikel tienen que asumir una función para la que, o bien no están capacitados, o bien no están acostumbrados a desempeñar.

El primer  choque de cuartos enfrentó a Ghana con Angola. Fue un partido aburrido, como la mayoría de los de esta edición de la Copa de África, que se decantó por un gol al contragolpe de los ghaneses. Los anfitriones, que habían dejado destellos de calidad con Flavio y Manucho, decepcionaron y no fueron capaces de combinar en el medio del campo, por lo que su juego se vio resumido a balones largos e inefectivos.

El segundo encuentro enfrentó a Costa de Marfil con los rocosos argelinos. Se adelantaron los “elefantes” por medio de Kalou nada más comenzar el partido, pero Matmour, sin duda el mejor jugador de Argelia, igualó la contienda. El partido parecía abocado a la prórroga, pero Kader Keita marcó un golazo cuando se cumplía el tiempo reglamentario. Y cuando parecía que Costa de Marfil se clasificaría, volvió a empatar Argelia. Me perdí la prórroga al estar viendo a Cristiano Ronaldo dar codazos, pero Argelia marcó y Costa de Marfil también, pero se lo anularon, por lo que pasaron los “Zorros del desierto”.

A causa de estar viajando me perdí el Egipto-Camerún. Como he señalado al principio del post, pasó Egipto ante la mediocridad de Samuel Eto’o y compañía, si bien en este partido mostraron una cierta mejoría que de todos modos no les sirvió de nada. Egipto continua lanzada a por su tercer título consecutivo, algo que sería histórico.

Llegué justito para ver el Nigeria-Zambia en una calidad ínfima. Suficiente para encariñarme con Zambia, la única selección que apuesta claramente por el ataque en lugar de la defensa. Dominó a Nigeria y la puso contra las cuerdas, pero pagó cara su falta de puntería y acabó perdiendo en penaltys. Se dio la curiosa situación de que ambos porteros tiraron el quinto y último penalty. Sólo puede ocurrir en África. Estaré atento a las semifinales.


Grupo D: Zambia la sorpresa y Túnez la decepción

21 enero 2010

El grupo más igualado de la Copa de África se ha resuelto esta tarde favorablemente a Zambia y Camerún. Los primeros han ganado su partido contra Gabón y se meten sorprendentemente como primeros. No es que sean nada del otro mundo, pero como bien dice Axel Torres es de las pocas selecciones que ha propuesto algo diferente.

La otra plaza se la tenían que disputar dos de las teóricas candidatas a la victoria final, Túnez y Camerún. El empate servía a los leones para clasificarse, pero en la primera jugada del partido Chermiti ha batido a Kameni gracias a un buen cabezazo y ha puesto el partido muy cuesta arriba para los de Samuel Eto’o.
El encuentro ha sido un monólogo camerunés más por posesión que por juego. El conjunto entrenador por Le Guen no tiene ningún creador –Alex Song no lo es por mucho que se empeñen en ensalzarle- y se ha dedicado a buscar pelotazos para Idrissou. Así, la primera parte ha sido más bien sosa y la mejor oportunidad ha sido también para Túnez.

En la segunda parte ha cambiado un poco el panorama. Ha entrado Webó y le ha dado el primer gol a Samuel Eto’o, por lo que los tunecinos han tenido que irse arriba para buscar el gol de la victoria. Lo han conseguido gracias a un error garrafal del central Chedjou, pero Camerún ha vuelto a empatar por mediación de N’Guemo. No es que el juego en la segunda mitad haya sido fluido y vistoso, pero al menos ha habido emoción y goles. Túnez se ha visto obligada a atacar durante los veinte minutos y hemos podido ver algunas acciones de Ben Saada, que ha salido desde el banquillo y ha sido el jugador más desequilibrante, pero el marcador no se ha movido.
Túnez se despide de la Copa de África habiendo mostrado más bien poco, pero no mucho menos de lo que ha demostrado Camerún. Veremos qué pasa en los cruces.


Gabón deja en evidencia a Camerún

13 enero 2010

Es cierto, ayer escribí que los partidos de la Copa de África suelen ser entretenidos. Existe una excepcion: que se enfrenten un equipo en teoría débil contra una de las favoritas del campeonato. Entonces lo más probable es que se dé un auténtico catenaccio por parte de la selección inferior y el espectáculo del encuentro dependa de la capacidad creativa de la otra. Eso ha ocurrido en el Camerún-Gabón. La de Camerún, por cierto, es bastante limitada.

Los leones, con Samuel Eto’o a la cabeza, han sucumbido ante la organización y la agresividad de Gabón, que ha puesto de manifiesto las lagunas del equipo de Le Guen -y por añadidura, diría que de Costa de Marfil, aunque no pude ver su partido inaugural-.
Es un equipo con grandes nombres, además del propio Eto’o forman parte del seleccionado jugadores como Emaná, Webó, Geremi, Kameni o Song, ampliamente conocidos por el aficionado medio. Sin embargo, colectivamente son un equipo altamente previsible. Durante el partido, Gabón realizó un férreo marcaje sobre sus dos futbolistas con mayor capacidad de asociación -Makoun y Emaná- y Camerún se atascó. Es lo que sucede cuando se le entrega la manija a un futbolista sobrevalorado como es el “Gunner” Alexandre Song. El chico del Arsenal no es un mal jugador, pero no es la clase de futbolista que sea capaz de romper una defensa gracias a su visión de juego. Ese fue el principal problema de Camerún, aunque no fue el único.
Gabón consiguió marcar en su único acercamiento, en una jugada de escaso peligro. Hubo un rechace y apareció Cousin, no podía ser otro, para batir a Kameni.

En los minutos finales el equipo se volcó y sí pusieron a Gabón en aprietos, pero su guardameta Ovono estuvo sensacional. Las pérdidas de tiempo de Gabón no se pueden tildar de picardía ya que fueron absolutamente descaradas, pero el equipo consiguió su objetivo de ganar a Camerún.