Cuartos de final: El África profunda defrauda

25 enero 2010

De las tres favoritas del África profunda (Costa de Marfil, Camerún y Nigeria) sólo quedan en semifinales las “Águilas Verdes”. Las dos primeras han sido ya eliminadas, curiosamente por selecciones de países con vistas al Mediterráneo (Argelia y Egipto, respectivamente). Se veía venir, ya que, por muchos nombres que acumulen, no han conseguido formar un colectivo. Ninguna dispone de un mediocentro creativo y Yaya Touré, Song o Mikel tienen que asumir una función para la que, o bien no están capacitados, o bien no están acostumbrados a desempeñar.

El primer  choque de cuartos enfrentó a Ghana con Angola. Fue un partido aburrido, como la mayoría de los de esta edición de la Copa de África, que se decantó por un gol al contragolpe de los ghaneses. Los anfitriones, que habían dejado destellos de calidad con Flavio y Manucho, decepcionaron y no fueron capaces de combinar en el medio del campo, por lo que su juego se vio resumido a balones largos e inefectivos.

El segundo encuentro enfrentó a Costa de Marfil con los rocosos argelinos. Se adelantaron los “elefantes” por medio de Kalou nada más comenzar el partido, pero Matmour, sin duda el mejor jugador de Argelia, igualó la contienda. El partido parecía abocado a la prórroga, pero Kader Keita marcó un golazo cuando se cumplía el tiempo reglamentario. Y cuando parecía que Costa de Marfil se clasificaría, volvió a empatar Argelia. Me perdí la prórroga al estar viendo a Cristiano Ronaldo dar codazos, pero Argelia marcó y Costa de Marfil también, pero se lo anularon, por lo que pasaron los “Zorros del desierto”.

A causa de estar viajando me perdí el Egipto-Camerún. Como he señalado al principio del post, pasó Egipto ante la mediocridad de Samuel Eto’o y compañía, si bien en este partido mostraron una cierta mejoría que de todos modos no les sirvió de nada. Egipto continua lanzada a por su tercer título consecutivo, algo que sería histórico.

Llegué justito para ver el Nigeria-Zambia en una calidad ínfima. Suficiente para encariñarme con Zambia, la única selección que apuesta claramente por el ataque en lugar de la defensa. Dominó a Nigeria y la puso contra las cuerdas, pero pagó cara su falta de puntería y acabó perdiendo en penaltys. Se dio la curiosa situación de que ambos porteros tiraron el quinto y último penalty. Sólo puede ocurrir en África. Estaré atento a las semifinales.

Anuncios

La esencia del fútbol africano

12 enero 2010

Esto pretendía ser una crónica del encuentro disputado entre Mozambique y Benin, encuadrado en el Grupo C de la Copa de África, un partido solo apto para auténticos “enfermos” del fútbol. Lo cierto es que tras no conseguir sintonizar el partido a priori más interesante del día -Egipto vs Nigeria (3-1)-, un descenso a lo más desconocido del balompie mundial tampoco era algo despreciable.

Ciertamente creo que nunca había visto jugar a ninguno de los futbolistas que tomaron parte en el choque, y tampoco puse un afán especial en memorizar los nombres de los miembros de ambos conjuntos. Es por eso que esto más que una resumen del partido lo es del fútbol africano más anónimo. Mozambique y Benin, selecciones que salvo sorpresa mayúscula quedarán eliminadas en esta primera fase en favor de Nigeria y de Egipto, pusieron de manifiesto las características y el estilo del Continente Negro.

Toque de balón y precisión, escaso o nulo. Todo eso es compensado con un derroche físico espectacular y una organización táctica que sigue progresando paulatinamente con los años. Y como siempre, la inseguridad de los guardametas. Un balón colgado al área es siempre peligroso, mucho más que en partidos “normales”, no en vano así llegaron la mayoría de los goles. La agresividad es mayor en todas las jugadas, se juega al límite, pero los árbitros también son mucho más permisivos. Es cierto que en algunos momentos el juego se vuelve demasiado previsible y aburrido, pero en general, cualquier partido de esta índole es sumamente entretenido.


Copa de África

10 enero 2010

No voy a hablar del atentado sufrido por la selección de Togo pese a que la vida de las personas sea algo mucho más importante que el fútbol. Cada dos años, se celebra en África lo que en Europa se celebra en cuatro, el torneo continental de naciones. La última edición fue ganada merecidamente por Egipto, quizás la selección menos africana de todas. A pesar de que casi no veo fútbol africano -y sin casi- no creo que las cosas hayan cambiado demasiado.

En general, habrá un grupo amplio de selecciones cuyo nivel técnico sea bajo, que basen su juego en la fortaleza física. Son conjuntos que en realidad pueden ganar a cualquiera, porque las diferencias entre los distintos combinados no son demasiado amplias. Como mucho, tienen algunas jugadores de equipos de media tabla en Francia por lo general, y esas son sus estrellas.

Por otro lado, estarán las selecciones potentes, que además de jugadores muy fuertes tienen auténticos craks en su equipo. El problema suele estar en que el estado de los campos de fútbol es habitualmente lamentable, por lo que un juego más elaborado y menos físico es difícil de conseguir. Es por eso que, como dije antes, las cosas se igualan. Hace dos años vi como Costa de Marfil -en mi opinión la selección más fuerte de todas- ganaba un par de partidos por individualidades de Drogba.

Veremos lo que depara esta Copa de África, ojalá pueda seguirla de cerca, porque pese a que no soy un fanático del fútbol africano como Maldini es interesante ver a veces un juego tan distinto al europeo y paises desconocidos.