Grupo A – Jornada 2: Domenech se supera

17 junio 2010

Tras la segunda jornada, Francia tiene pie y medio fuera del Mundial de Sudáfrica. El “mérito” es en gran medida del incomprensible seleccionador Raymond Domenech, que ha destrozado una generación de jugadores bastante prometedora. Afortunadamente, llegará Blanc. México y Uruguay lideran el grupo con 4 puntos y les vale un empate en la última jornada para clasificarse.

Lee el resto de esta entrada »


Grupo A – Jornada 1: Todo empatado

12 junio 2010

Tanta ilusión durante los días previos al comienzo del torneo… para esto. El inicio del Mundial de Sudáfrica ha sido decepcionante. Dos goles en los dos primeros partidos ha sido el pésimo bagaje que nos han dejado los primeros encuentros disputados durante la primera jornada del Grupo A.

Lee el resto de esta entrada »


Mundial 2010: Análisis de Francia

31 mayo 2010

El seleccionador francés de fútbol, Raymond Domenech, es un tipo extraño. La elaboración de alineaciones y convocatorias basadas en criterios totalmente extrafutbolísticos, como puede ser el signo zodiacal de sus jugadores, es un reflejo más de su controvertida personalidad, que resta bastantes posibilidades a los galos, quienes ya saben los veintitrés futbolistas que disputarán el Mundial de Sudáfrica. Lee el resto de esta entrada »


Mucha España para poca Francia

4 marzo 2010

Los amistosos entre selecciones suelen ser aburridos y poco clarificadores, pero todas las jornadas en la que se juegan compromisos internacionales hay un par de partidos de los que sí se pueden sacar conclusiones. En esta ocasión lo más atractivo se centró en el Alemania-Argentina, que ha dado a la albiceleste algo más de crédito con respecto a la cita mundialista, y el Francia-España. Un encuentro con los galos siempre tiene más importancia que si el rival fuese otra selección cualquiera, básicamente por la trayectoria de ambos conjuntos tras sus enfrentamientos. Francia es la bestia negra de la “Roja”, o más bien debería decir era, porque la superioridad de España anoche fue más que patente, consiguiendo finalmente una clara victoria por 0-2.

La selección de Raymond Domenech tiene varios problemas que el polémico técnico francés no ha sabido solucionar y que arrastrará también en Sudáfrica.
En primer lugar, Francia carece de alguien con jerarquía en la línea defensiva. En épocas anteriores, siempre existió un Blanc, un Desailly o un Thuram que impusiera respeto a los atacantes. Ayer en París los centrales fueron Escudé y Ciani -debutante-.
En segundo lugar, no existe creación en el centro del campo. Las opciones son Toulalan, Lass Diarrá o Alou Diarrá, tres jugadores de contención.
En tercer lugar, el encorsetamiento en un sistema absurdo de 4-2-3-1, cuando Francia sólo dispone de un jugador específico de banda -Ribery- (dos si aceptamos a Malouda, que suele ser suplente), y tampoco cuenta con un ariete puro, porque Benzema, Henry, Anelka y Gignac gustan de entrar en contacto con el balón y bajar a recibir el esférico, tarea que estaría destinada a Gourcuff, mediapunta indiscutiblemente. Por eso en mi anterior post sobre Francia presumía que los galos podrían cambiar a un 4-4-2 más libre. Domenech no piensa en eso.
Consecuencia de estas dos últimas cuestiones es la poca presencia de Ribery, el mejor jugador de la selección sin lugar a dudas.

De este modo España, sin realizar uno de sus partidos más brillantes, doblegó casi sin dificultad a Francia. Habrá tiempo para hablar de la “Roja” en el futuro, así que solo voy a plantear dos aspectos que me interesan.
Arbeloa rinde mucho mejor en la derecha y es mucho más regular que Sergio Ramos, por lo tanto, creo que el andaluz no debería ser titular, ocupando Capdevila el flanco izquierdo.
Busquets hizo un buen partido, pero creo que está un punto por debajo del resto de contendientes del once titular español. Xavi debe ser titular, usando como “escudero” a Xabi Alonso.

Hay mucho que analizar porque España, afortunadamente, tiene muchísimas combinaciones posibles e igual de satisfactorias, casi con seguridad más de las que haya tenido nunca.


La selección francesa que se enfrentará a España

1 marzo 2010

El próximo 3 de Marzo la selección española disputará un amistoso contra Francia. Los galos, que se clasificaron para el Mundial de Sudáfrica con mucho sufrimiento y quizás injustamente -la famosa mano de Henry- querrán demostrar que pueden estar en la lucha final por el máximo galardón internacional, y este partido contra una de las dos mejores selecciones del mundo es una excelente oportunidad.

Siempre que se habla de la selección francesa se recuerda el combinado que maravilló al mundo consiguiendo primero un Mundial y más tarde una Eurocopa a finales del siglo pasado. Sin embargo, casi no queda ningún jugador de aquel bloque -apenas el citado Henry-, y el equipo francés trata de apoyarse en una segunda -casi tercera ya- generación que no acaba de cuajar. No obstante, los franceses tienen jugadores bastante interesantes -aunque algunos no viajarán a París por estar lesionados- como los casos de Gignac o el más famoso Benzema.

El seleccionador Raymond Domenech, un tipo peculiar y bastante controvertido, dispone de tres guardametas de garantías, en especial Lloris, sin duda uno de los mejores porteros jóvenes del mundo. En cuanto a la pareja de centrales, es probable que de inicio jueguen Boumsong, del Lyon, y Escudé, del Sevilla, debido a la ausencia de Gallas. A pesar de que son buenos centrales, ninguno de los dos tiene nivel de futbolista estrella. En los laterales Evra y Sagna, dos jugadores rápidos y que no suelen cometer errores.
Lo más previsible es que alinee un doble pivote formado por Lass y Toulalan. Ambos jugadores son de corte defensivo, y aunque ninguno de los dos tiene problemas para distribuir el balón no es precisamente su cualidad más destacable.

En las bandas estarán Ribery y Gourcuff, probablemente los dos jugadores franceses más desequilibrantes, mientras Malouda, que se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera,  y las novedades Ben Arfa y Cheyrou esperan en el banquillo. Nunca se sabe en un amistoso ya que estos partidos sirven para probar y experimentar.
En punta jugarán Henry y Anelka, aunque si estuviera disponible Benzema sería el delantero del Real Madrid quien llevara el peso ofensivo del equipo. También han sido convocados Remy y Cissé, como sustituto del lesionado Saha.

Por nombres, el equipo debería estar considerado entre los mejores del mundo. Sin embargo, a Francia le pasa lo que a otros muchos conjuntos, no tiene un juego definido y se deja demasiado margen a la improvisación. En bastantes ocasiones falta continuidad en la posesión, y aunque esto es subsanado gracias a la gran calidad individual que atesoran algunos futbolistas, Francia ya ha estado a punto de pegarse un gran batacazo en la fase de clasificación, lo cual la convierte en una selección peligrosa a la par que imprevisible.