El último post sobre Raúl

8 noviembre 2009

Os aseguro a todos los posibles lectores de este blog que este va a ser el último post que escriba sobre el capitán del Real Madrid. Estoy más que harto de que se aproveche cualquier oportunidad para adorar o vilipendiar a Raúl, y sobre todo, de que se haga de manera forofista y radical.

No se trata, como defienden los “antiraulistas”, de eliminar a Raúl del Real Madrid. ¡Ni mucho menos! En primer lugar, porque es inviable. Raúl es una institución dentro del club, un hombre que ha batido records con la camiseta madridista y se merece todo el respeto. Sería muy triste que sucediera como con Di Stefano, que se tuvo que marchar al Espanyol y eso motivo un enfado infinito con Ramón Mendoza, o como Hierro, historia que todos conocemos. En segunda lugar, y aún más importante, el hecho de que Raúl González no está “acabado, y con esto enlazo con el argumento de los llamados “raulistas”.

Es cierto, no se puede comparar al “7” de ahora con el de hace unos años, y sin embargo, sigue siendo un jugador perfectamente válido para la plantilla madridista. Quizás no para jugar como titular, porque ha perdido velocidad y eso es precisamente lo que el equipo necesita, pero el oportunismo y el espíritu de lucha (tan carentes en el Real Madrid actual) no los ha perdido. Y mucho me temo que Pellegrini piensa como yo, y Raúl seguirá tapando las bocas de los que opinan diferente.


El “siete” de España

8 septiembre 2009

No logro entender cómo todavía se prolongan las comparaciones entre Villa y Raúl. Antes de la Eurocopa la discusión se centraba en quién era mejor jugador y si el capitán del Real Madrid debía volver a la convocatoria. Actualmente el debate consiste en si Villa ha sido mejor futbolista que Raúl y es argumentado en que el asturiano tiene una media de goles por partido mayor que el madridista y se encuentra a solo once goles de ser el máximo goleador de la historia de la selección, algo que personalmente creo y quiero que logre.

Esta comparación es absurda, puesto que son jugadores de épocas diferentes. Raúl ha sido el buque insignia de la selección durante mucho tiempo, ha sido el que con su garra ha guiado al equipo. Ha sido imprescindible. Villa no es imprescindible en la actual selección porque el nivel es tal que cualquier jugador puede ser sustituido y la filosofía del conjunto no es alterada. Eso es algo que, aunque me moleste un poco reconocerlo, es mérito de Luis Aragonés.

Si Villa se encuentra a 11 goles de Raúl es porque Villa se ha visto rodeado de jugadores ofensivos y un esquema que le favorecía. Raúl ha jugado, por poner un ejemplo, con Clemente e Iñaki Sáez, y en una época en la que el nivel de la selección no era tan bueno como el actual. Por tanto, compararlos es absurdo. Son jugadores de épocas diferentes, características diferentes, y lo que realmente debería importar es que podemos ser campeones del mundo. Ni Villa será mejor que el mejor Raúl, ni Raúl es mejor que Villa.