El próximo reto de un hombre especial

24 mayo 2010

Foto: guardian.co.uk

Mirada impenetrable, sonrisa irónica, lengua viperina y mente ágil. Es José Mourinho, el nuevo entrenador del Real Madrid. Conducir al éxito a la nave madridista es el próximo reto de un hombre especial, acostumbrado a la victoria, centro de elogios y blanco de críticas a partes iguales, acaparador de los focos de la fama.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Persistencia en un mismo error

17 mayo 2010

Foto: Goal.com

No sé si es cabezonería, simple ceguera, o una combinación de ambas, pero Florentino Pérez parece empeñado en cometer paso por paso los mismos errores que terminaron con su primera etapa en la presidencia madridista. Tras no conseguir ningún título en la primera temporada como entrenador del Real Madrid, Manuel Pellegrini ha sido cesado.

Lee el resto de esta entrada »


El precio de Higuaín

10 mayo 2010

La temporada está llegando a su fin e inmediatamente comienzan los rumores sobre fichajes. Estos últimos días ha sonado con fuerza, no sólo en cierto diario experto en manipulación sino también procedente de algunos periodistas de contrastada fiabilidad, información sobre la posible venta de Gonzalo Higuaín a algún equipo de la Premier League. En concreto, se especula con cantidades en torno a los cuarenta millones de euros.

Lee el resto de esta entrada »


Granero y los canteranos

29 marzo 2010

La política de fichajes del primer proyecto de Florentino Pérez quedó resumida en la frase de “Zidanes y Pavones”, parodiada a posteriori tras el fracaso del equipo de los denominados galácticos. En esta segunda etapa, el presidente blanco ha gastado aún más dinero, y aunque se ha fichado mejor, aun se pueden observar, como si de un deja vu se tratara, algunos errores que ya fueron cometidos en el pasado. Lee el resto de esta entrada »


La responsabilidad es de todos

12 marzo 2010

Ya ha pasado un día entero desde que el Real Madrid fuera eliminado de la Liga de Campeones por el Olympique de Lyon, pero los ecos del fracaso todavía retumban. La precipitación a la hora de analizar las causas ha sido inadecuada, pero el tiempo va enfriando por fin las posturas y tanto los involucrados, como los expertos y los aficionados vuelven a dejarse gobernar por la objetividad. El adiós a la Champions League debe ser un hecho con el que estudiar los errores, no el detonante de un proyecto a largo plazo. Y reitero ahora mi defensa a Pellegrini, señalado por la prensa como principal culpable y posible cabeza de turco para la directiva, porque cuando algo no sale como estaba previsto no suele haber, salvo rarísimas excepciones, un único responsable y en el fútbol, son cuatro los elementos implicados. Lee el resto de esta entrada »


Tradicional decepción europea

11 marzo 2010

Sexta eliminación consecutiva del Real Madrid en los octavos de final de la Champions League. La historia comienza a recordar a la maldición de España con los cuartos de final, y si en el caso de la selección la bestia negra es (o era) Italia, en el del equipo blanco es el Olympique de Lyon. Como siempre, una derrota de estas características está precedida por una serie de factores que se repiten año tras año: mediocridad en el partido de ida, apelación a la épica y venta de humo -inadmisible Sergio Ramos pregonando un victoria fácil. Este año los jugadores contaban con la presión añadida de que la final se disputa en el Santiago Bernabeu, hecho que debería ser un aliciente en lugar de un elemento de presión-. El resultado es el conocido batacazo.

Buscar culpables contra los que descargar la frustración pasará a ser la tónica de los próximos días, y Pellegrini aparece como objetivo número uno de las críticas. Tiene parte de culpa el chileno, no lo pongo en duda, pero ni por asomo es tan culpable como algunos le quieren tildar. Al fin y al cabo un partido lo deciden detalles y no se debe juzgar por hechos puntuales. Es momento de analizar errores y corregirlos, no de tomar decisiones importantes. Lee el resto de esta entrada »


Dos estilos diferentes y un objetivo común

7 marzo 2010

La liga se ha puesto aún más al rojo vivo de lo que ya estaba tras el empate del Barcelona en el campo del Almería y la victoria del Real Madrid -remontada incluida- frente al Sevilla. Hay quien dice que la competición se ha convertido en un duelo entre los dos grandes y eso la hace más aburrida, pero mi opinión es totalmente contraria a esa. Creo que estamos ante algo irrepetible, una lucha entre dos equipos enormes con propuestas claramente diferentes pero un mismo objetivo. Real Madrid y Barcelona no estuvieron nunca tan igualados como ahora.

El Barcelona es fruto de la tradición “Cruyffista”, basada en la posesión, en el fútbol de toque y en el desborde por las bandas. Todos participan de esa filosofía, desde el portero juvenil hasta el jugador mejor pagado del primer equipo. El juego del Barcelona comienza con Valdés, Puyol y Piqué, mientras los laterales abren el campo al máximo pegándose a la banda. El pelotazo no existe, el balón llega a los centrocampistas a ras de suelo y en perfectas condiciones. El movimiento de desmarque de los delanteros es constante, pero nunca se cae en la precipitación de un pase arriesgado porque Xavi, que es el cerebro, siempre elige la mejor opción. Los espacios acaban apareciendo, bien por desgaste del rival o bien por la inteligencia de los jugadores. Su mayor virtud es su mayor defecto, porque a veces esa tranquilidad a la hora de buscar el gol se convierte en dejadez.

Al Real Madrid le ocurre justo lo contrario, todo es precipitación y verticalidad. El medio del campo es prácticamente inexistente, ya que ni Lass ni Xabi Alonso son futbolistas puramente creativos, y Guti o Van der Vaart -máximos artífices de la victoria de ayer- son más mediapuntas que buscan siempre el último pase. La estrategia pasa por hacer paredes en tres cuartos de campo y batir líneas por velocidad, pero siempre por el centro. Las bandas no se utilizan, al no ser que los laterales suban, lo cual es un riesgo con tantas ventajas como inconvenientes. La calidad de los atacantes es tal que en cualquier momento te pueden superar, pero si no tienen un buen día el Real Madrid carece de “Plan B” y se atasca, como le sucedió en buena parte del partido de Lyon. Entonces se apela a la épica, y en muchos casos, esa unión extra acaba siendo la solución.

Sin ninguna duda, ambos son dos grandes equipos, quizás en el mejor momento de su larga historia. Este año, liga española es un ensalzamiento del arte del fútbol, y tenemos que disfrutarlo.