Las dos caras del Atlético de Madrid

15 enero 2010

Ayer, en el partido que finalmente dio el pase al Atlético de Madrid a la siguiente ronda de la Copa del Rey, pudimos observar de manera muy clara los defectos y las virtudes del equipo entrenador por Quique Sánchez Flores.

Empezaré por lo positivo, ya que el balance del encuentro de ayer -no así de la temporada- fue positivo ya que se consiguió la clasificación. En ataque, el equipo colchonero es probablemente uno de los más peligrosos de Europa. Dos craks arriba como son Agüero y Forlán, jugadores que en forma son determinantes. En las bandas, un casi siempre correcto Simao y un resucitado Reyes, que sí llegó a ser considerado uno de los mejores extremos del planeta es por algo. Y por detrás de estos cuatro, otro jugador desequilibrante como es Jurado. Cinco atacan y cinco defienden, dijo Marcos López en laSexta, y fue un comentario de los más acertado.

Porque esos cinco de arriba no defienden, y los cinco que defienden atrás lo hacen bastante mal. Como ya he hablado mucho en este blog de las carencias defensivas del Atlético de Madrid no me repetiré, pero algo que hasta ahora no había nombrado y es muy importante también es la facilidad del equipo para romperse. Ni Assunçao ni Raul García han sabido unir al equipo y hacerlo compacto, razón por la cual se ha fichado a Tiago, que ya veremos como resulta.
El Atlético pasó de ronda ayer porque se enfrentaba a un equipo con escasa pegada como es el Recreativo, y que aun así le consiguió hacer un gol aprovechando uno de los varios regalos que la defensa colchonera hizo durante el partido. El resultado pudo ser fácilmente otro, pero por fortuna para el Calderón, anoche les tocó volver a casa con una sonrisa en lugar de enfadados. Hasta el próximo choque en el que todo podrá suceder de nuevo.


Si yo fuera Quique…

6 enero 2010

Tras el tropiezo ayer del Barcelona frente al Sevilla, eran tres los partidos de la Copa de Rey visibles el día de hoy.

El primero en jugarse fue el del Villarreal en Balaídos frente al Celta, que conseguí seguir a través de ESPN, para darme cuenta de que, contrariamente a lo sucedido en otras ocasiones, los comentaristas tenían bastante poca idea sobre los equipos que jugaban, llegando a confundir a los guardametas de ambos conjuntos (?).
El choque no tuvo mucha historia, el Celta evidenció claramente el por qué se encuentra en la situación en la que se encuentra, mientras que el Villarreal se dejó llevar. Logró adelantarse muy pronto gracias a Rossi, pero Arthuro, ese jugador a mí parecer vago, fue curiosamente quien saliendo desde el banquillo para sustituir a Aspas revolucionó el partido y marcó el empate al filo del descanso. No hubo ni emoción ni fútbol a lo largo de los noventa minutos.

Al finalizar decidí poner en el GolTV inglés el Valencia-Deportivo, y este no me decepcionó en absoluto. Pese al siempre planteamiento defensivo de Lotina, pude observar cómo Zigic puede encajar perfectamente en el juego del Valencia. Hubo ocasiones para ambos equipos pero fue el Deportivo quien consiguió adelantarse por mediación de Andrés Guardado. El Valencia se volcó en la portería de mi amigo Manu pero los gallegos volvieron a golpear, esta vez al culminar Pablo Álvarez un gran contragolpe. Entraron Manuel Fernandes y Silva en el equipo de Emery y entre ambos recompusieron algo la situación, logrando el canario el 1-2 que sería definitivo.

En el último partido del día y con Kiko diciendo sandeces en la retrasmisión como de costumbre, el Atlético volvió a mostrar su peor cara (y puede ser muy mala) en Huelva, y perdió 3-0 con el Recreativo. Empezó mal con el gol de Fornaroli al cuarto de hora, continuó torciéndose la noche con la expulsión -creo que justa- de Ujfalusi, encajó el segundo por un penalti absurdo que transformaría Barrales y acabó el partido sin saber a qué jugaba de tal modo que el Recreativo parecía el Barcelona y se escuchaban “olés” en la grada. En el minuto 88 se llevarían la puntilla por medio de Candeias. Si yo fuera Quique, en buena hora me hubiera metido en semejante berenjenal.