El Valencia renueva a Emery

8 mayo 2010

El entrenador vasco Unai Emery confirmó que seguirá en el banquillo ché por tercera temporada consecutiva. Parece que por fin, tras años de inestabilidad institucional y deportiva, la cordura y el buen hacer han llegado a Valencia y se da continuidad a un proyecto que crece año a año.

Lee el resto de esta entrada »


Fernandes y una oportunidad para triunfar

29 enero 2010

El Inter de Milán ha logrado la cesión del portugués Manuel Fernandes hasta final de temporada, con una opción de compra de doce millones. Fernandes llega a Milán procedente del Valencia en una operación un tanto sorprendente para cualquier aficionado.

Mourinho es un entrenador que, a pesar de sus polémicas declaraciones, se suele mostrar bastante cuerdo a la hora de estimar o desestimar fichajes. “The Special One” tiene motivos para confiar en su compatriota luso, pero no hay que olvidar que existen razones de peso para desconfiar del mediocentro.
La carrera de Fernandes ha estado llena de altibajos, en la que los momentos más pobres han sido vividos a orillas del Turia. Mientras en su país natal, concretamente en el Benfica, desempeñó un papel destacado, en Valencia ha sido más noticia por sus actos indisciplinarios y sus lesiones que por su juego. “Manuelele”, como es apodado, también ha tenido tiempo para jugar en Inglaterra, concretamente en el Everton, donde acabó siendo fijo en las alineaciones de Moyes.

Mourinho ha preferido quedarse con lo positivo. Fernandes es un futbolista capaz tanto de crear como de destruir juego, aunque no destaca en ninguna de ambas facetas. Quizás ese sea uno de los motivos por los que no haya triunfado en el Valencia. El conjunto ché está acostumbrado a jugar con un mediocentro puramente defensivo, de contención, y otro de creación, puesto que actualmente ocupa Ever Banega. Manuel Fernandes, que no es ni una cosa ni la otra, se ha quedado en tierra de nadie y no ha cuajado entre la afición de Mestalla.

En la tercera de las grandes ligas Manuelele tendrá una nueva oportunidad de demostrar toda su valía. En mi opinión, el juego italiano es el que más favorece a sus condiciones y pienso que Mourinho ha acertado llevándoselo con él al Inter de Milán.


Si yo fuera Quique…

6 enero 2010

Tras el tropiezo ayer del Barcelona frente al Sevilla, eran tres los partidos de la Copa de Rey visibles el día de hoy.

El primero en jugarse fue el del Villarreal en Balaídos frente al Celta, que conseguí seguir a través de ESPN, para darme cuenta de que, contrariamente a lo sucedido en otras ocasiones, los comentaristas tenían bastante poca idea sobre los equipos que jugaban, llegando a confundir a los guardametas de ambos conjuntos (?).
El choque no tuvo mucha historia, el Celta evidenció claramente el por qué se encuentra en la situación en la que se encuentra, mientras que el Villarreal se dejó llevar. Logró adelantarse muy pronto gracias a Rossi, pero Arthuro, ese jugador a mí parecer vago, fue curiosamente quien saliendo desde el banquillo para sustituir a Aspas revolucionó el partido y marcó el empate al filo del descanso. No hubo ni emoción ni fútbol a lo largo de los noventa minutos.

Al finalizar decidí poner en el GolTV inglés el Valencia-Deportivo, y este no me decepcionó en absoluto. Pese al siempre planteamiento defensivo de Lotina, pude observar cómo Zigic puede encajar perfectamente en el juego del Valencia. Hubo ocasiones para ambos equipos pero fue el Deportivo quien consiguió adelantarse por mediación de Andrés Guardado. El Valencia se volcó en la portería de mi amigo Manu pero los gallegos volvieron a golpear, esta vez al culminar Pablo Álvarez un gran contragolpe. Entraron Manuel Fernandes y Silva en el equipo de Emery y entre ambos recompusieron algo la situación, logrando el canario el 1-2 que sería definitivo.

En el último partido del día y con Kiko diciendo sandeces en la retrasmisión como de costumbre, el Atlético volvió a mostrar su peor cara (y puede ser muy mala) en Huelva, y perdió 3-0 con el Recreativo. Empezó mal con el gol de Fornaroli al cuarto de hora, continuó torciéndose la noche con la expulsión -creo que justa- de Ujfalusi, encajó el segundo por un penalti absurdo que transformaría Barrales y acabó el partido sin saber a qué jugaba de tal modo que el Recreativo parecía el Barcelona y se escuchaban “olés” en la grada. En el minuto 88 se llevarían la puntilla por medio de Candeias. Si yo fuera Quique, en buena hora me hubiera metido en semejante berenjenal.


La portería del Valencia

20 diciembre 2009

He comentado varias veces que uno de los puntos débiles del Valencia con respecto a los dos grandes de España es la portería. Tanto Moyá como César son porteros de nível aceptable, pero ninguno de los dos son cracks en su puesto.
Moyá fue fichado este año procedente del Mallorca buscando estabilidad bajo los palos. Pese a que el balear fue en su día una de las mayores promesas del fútbol español obteniendo éxitos en las categorías inferiores de la selección española, llegado su momento como profesional nunca cumplió las expectativas. Le costó hacerse con la titularidad en el Mallorca, algo que nunca consiguió por completo, y se mostró como un cancerbero irregular, capaz de grandes paradas o de errores monumentales.
Esa irregularidad la ha aprovechado César para hacerse con el puesto. El manchego es justamente lo contrario a Moyá. Portero veteranísimo, curtido en mil batallas desde aquel debut en 1992. Es un guardameta que apenas comete errores, pero difícilmente salvará un partido con una parada sensacional.

El Valencia se encuentra ahora en esta situación por la mala planificación tras la retirada de Cañizares. El fichaje de Hildebrand tuvo un desenlace fatídico, y posteriormente se depositó la confianza en un joven Renan, que pese a tener muchas cualidades demostró estar muy verde para ser titular en todo un Valencia. Más verde aun estaba el canterano Guaita, que ahora coge experiencia en Las Palmas.
La dirección deportiva del conjunto ché se plantea incorporar un portero de garantías y en los últimos días ha sonado el nombre de Marco Amelia.

Amelia es un guardameta italiano con amplia experiencia en su país. Actualmente milita en el Genoa y está llamado a ser el sustituto de Buffon en la escuadra “Azurra”. Es un portero seguro, bueno por alto y con excelentes reflejos. Lo único que le falta para tener un nombre en el panorama mundial es jugar en un equipo competitivo de verdad. Con confianza en el Valencia, podría convertirse sin ninguna duda en uno de los cinco mejores porteros del mundo.


El Valencia suda su clasificación en Génova

17 diciembre 2009

Trabajada victoria del Valencia para sellar su pase a la siguiente ronda de la Europa League. Se adelantó el equipo de Emery al filo del descanso, con un gol de esos que llaman psicológicos. Falta botada por Joaquín y espléndido cabezazo de Bruno a la red, casi desde fuera del área. Reaccionó el Genoa en la segunda parte y Crespo empató en el 54. Los italianos pusieron cerco a la portería de Moyá pero no consiguieron el ansiado gol. En los minutos finales, Villa falló un penalty cometido sobre Joaquín, pero se desquitó en el último minuto marcando el gol de la victoria.

Problemas para construir juego
Con Albelda y Marchena como mediocentros, el Valencia fue un equipo sin creación. Las pérdidas de balón fueron constantes y el abuso del juego en largo no favoreció en absoluto a sus pequeños atacantes. Así es muy difícil crear jugadas de peligro. Emery demostró que esa es su apuesta para los partidos como visitante tras la lesión de Marchena, sustituyendo al sevilla por otro jugador defensivo como Maduro.

El laboratorio de Emery:
Volvió a funcionar la estrategia del técnico vasco. Así llegó el primer gol del Valencia. Al filo del descanso, un precioso remate de cabeza de Bruno abrió la lata y dejó la eliminatoria teóricamente encarrilada. Es impresionante el provecho que saca Emery a este tipo de jugadas, ya desde su época en Almería, y el Valencia ha marcado ya varios goles de este modo a lo largo del año.

El oficio de Crespo
Crespo es un delantero curtido en mil batallas, de sobra conocido por el aficionado. “Valdanito” tuvo media oportunidad en la primera parte que fue incapaz de convertir en gol, pero en el inicio del segundo tiempo cazó un despeje y batió a Moyá para establecer el empate. Fue el alma del equipo y aportó su experiencia para poner contra las cuerdas el Valencia.

Acoso italiano
El Genoa apenas elaboró las jugadas y en los minutos finales atacó por acumulación. A punto estuvo de costarle caro debido a los contraataques del conjunto ché, pero también es cierto que se quedaron a las puertas de conseguir su pase para la siguiente ronda de la Europa League y dejar fuera a uno de los candidatos al título como es el Valencia.


El Real Madrid confirma su mejoría en Mestalla

12 diciembre 2009

Partido igualado y entretenido el vivido en Mestalla entre el segundo y el tercer clasificado. No fue hasta la segunda mitad cuando llegaron los goles. Se adelantó el Real Madrid por medio de Higuaín tras una gran jugada de Benzema, que se marchó de manera espléndida de Bruno y sirvió atrás para que el argentino rematase de cabeza a la red. Empató el Valencia tan solo cinco minutos más tardes. Quién si no, el “Guaje” Villa, que aprovechó un centro de Mathieu y la mala salida de Casillas para igualar la contienda. De nuevo el “Pipita” pondría en ventaja a los blancos, esta vez tras aprovechar el pase de Marcelo, tras una buena jugada del brasileño. Joaquín, que empezó en el banquillo, pondría las tablas en el marcador con un fuerte chut que Casillas solo pudo desviar, pero Garay, que curiosamente tuvo que salir al campo por la lesión de Pepe, llevaría los tres puntos de vuelta a Chamartin al rematar a la perfección una falta botada por Xabi Alonso no menos espléndidamente.

Ante la ausencia de Silva y teniendo en cuenta que era el Real Madrid el equipo que visitaba Mestalla, Unai Emery decidió jugar con tres mediocentros, dos defensivos (Marchena y Albelda) y uno ofensivo, más adelantado (Banega). Esto propició que el ex de Boca no entrara tanto en juego como en anteriores encuentros.
En un Real Madrid plagado de bajas, Pellegrini decidió colocar a Van der Vaart como enlace entre los mediocentros y los delanteros, ejerciendo de Kaka’. Aunque el holandés tiene un pie fuera del Real Madrid, dentro del campo sigue cumpliendo.

Hubo pocas oportunidades durante la primera parte. Ambas defensas jugaron muy adelantadas dejando en numerosas ocasiones a los delanteros en fuera de juego. Benzema e Higuaín caían a bandas, a veces dejando huérfana la zona central. El francés continua su adaptación y dejó detalles que recuerdan a Ronaldo, como una bicicleta y posterior disparo dentro del área. Por momentos dominó el Real Madrid, manejado por un extraordinario Xabi Alonso. Siempre invisible el impecable trabajo del donostiarra.
El Valencia tuvo pocas ocasiones, y las que tuvo fueron fundamentalmente al contragolpe, pero la sensación de peligro estuvo presente siempre que llegó a las inmediaciones del área de Casillas.

La segunda parte empezó con un ritmo más lento, pero en la primera ocasión Higuaín consiguió batir a César. A punto estuvo de equilibrar rapidamente el partido el Valencia gracias a una de esas jugadas de estrategia que tan trabajadas tiene Emery, sin embargo, fue en una jugada rápida mediante la que Villa marcaría para restablecer el empate. El partido se rompía poco a poco y el Madrid lo aprovechó para marcar el segundo, obra de Higuaín.
Tardó Emery en reaccionar con los cambios. Entró Joaquín por David Navarro, de manera que Marchena pasó a jugar de central y Banega de mediocentro. Al mismo tiempo, Pellegrini daba entraba a Raúl en sustitución de un cansado Van der Vaart. Esto propició que el conjunto blanco perdiera presencia en el centro del campo, cosa que aprovechó el Valencia para volver a igualar el marcador por medio de Joaquín.
Se echaba el Real Madrid cada vez más para atrás y sin embargo Garay marcaría el 2-3 final en una jugada a balón parado.

Un triunfo merecido para los blancos que siguen la estela del Barcelona, mientras el puesto del Valencia queda a expensas de lo que haga el Sevilla en Gijón.


El Valencia se deja empatar por el Mallorca

28 noviembre 2009

El Mallorca sacó un punto de Mestalla en un partido en el que los valencianos no supieron matar el partido y acabaron pagándolo caro debido a una acción absurda de Bruno.

Dominó claramente el Valencia durante la primera parte. La primera ocasión clara fue para Villa, pero el delantero asturiano no la aprovecho. Sí lo hizo en la segunda oportunidad de la que dispuso, empujando en la línea un balón que ya se colaba en la portería de Aouate. Por desgracia para los ches, el “Guaje” estaba en posición antirreglamentaria y el tanto fue anulado.
El conjunto de Emery tenía el mando del juego y en ocasiones recordó al “Pep Team“, jugando el balón desde atrás, con los laterales sumándose al ataque continuamente. Es difícil jugar a este Valencia, que parece haber encontrado la idoneidad. Esperar atrás conlleva que Banega pueda distribuir a su gusto, pero la presión deja más espacios a los cuatro fantásticos, cuya movilidad puede ser letal.
El Mallorca llegó con cuentagotas, fundamentalmente en contraataques ganando la espalda de Mathieu, pero cuando lo hizo dio sensación de peligro.
La mala noticia llegó a la media hora de juego cuando Silva hubo de ser sustituido por lesión. Su baja se notó sensiblemente, pero no es tan acusada ya que en Valencia tiene en el banquillo a un jugador del talento de Joaquín

La segunda mitad comenzó de manera trepidante. Josemi desperdició la ocasión de poner al Mallorca por delante enviando fuera una falta, y Villa no perdonó a la salida de un corner. Una vez más, la estrategia de Emery funcionó. Tras el gol, el Mallorca intentó estirarse, pero llegó incluso menos que en la primera parte. Era el Valencia quien aprovechando los huecos en la defensa bermellona tenía las mejores ocasiones. Sin embargo, se estrelló con Aouate y también con el palo. Pasaban los minutos y todo parecía visto para sentencia, a la espera de que el equipo ché matara el partido. No lo hizo y a Emery le entró miedo. Cambió a Pablo Hernández por Alexis, buscando defender un resultado que ya tenía atado. Con Marchena preparado para entrar en el campo, Bruno cometió una estupidez en un salto dentro del área arrollando a Castro. Penalty claro y gol de Borja Valero.
Emery intentó buscar en Zigic a su salvador, pero era demasiado tarde, y el marcador ya no se movió.