El Chelsea demuestra ser muy superior al Liverpool

2 mayo 2010

El Chelsea ya acaricia la Premier League tras pasar por encima del Liverpool en Anfield. Superioridad absoluta de los de Carlo Ancelloti en un partido que fue un perfecto resumen de lo que ha sido la temporada de ambos conjuntos. El Liverpool un equipo mediocre y sin brillo y el Chelsea una sólida roca muy difícil de batir.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

La aleatoriedad de los grandes partidos

25 febrero 2010

El apetito de fútbol europeo había comenzado a ser saciado la semana pasada con los primeros partidos de octavos de final de la Champions League y curiosamente fue reservado como postre el enfrentamiento más interesante de la jornada. Una eliminatoria entre los líderes de las dos ligas más importantes tras la española, entre los italianos del Inter de Milán y los ingleses del Chelsea. El partido no defraudó en ningún aspecto.

Los de Mourinho hicieron lo previsible, defender bien y buscar un solitario gol que les pusiera en ventaja de cara al partido de vuelta. Sin embargo, Milito marcó muy pronto, en el minuto 3, y el encuentro se convirtió en un monólogo “blue”. Ancelotti había revolucionado al equipo situando a Malouda como lateral, una apuesta claramente ofensiva. El Chelsea dominó la primera parte y dio impresión de peligro en cada ataque, a pesar del buen hacer de la zaga interista. Hasta aquí todo transcurrió aproximadamente en los márgenes previstos.

Al poco de comenzar la segunda mitad, una gran jugada de Ivanovic fue culminada por Kalou con un disparo que Julio Cesar no fue capaz de detener. Era el empate, y supuestamente los locales deberían venirse arriba. No hizo falta puesto que Cambiasso volvió a poner en ventaja a su equipo. Y sorprendentemente, fue Mourinho, el mejor entrenador defensivo del mundo, el que dio entrada a un delantero (Balotelli) por un medio de contención (Motta). El joven e indisciplinado italiano volvió loco a un Malouda bastante perdido en tareas defensivas, pero sus acciones fueron puntuales y quien llevó el peso del partido fue el Chelsea, que a pesar de merecerlo no consiguió el empate de nuevo.

Fue un partido de desarrollo previsible salpicado por la aleatoriedad de los grandes partidos. Ivanovic y Cambiasso se ganaron, no solo por los goles sino por su gran partido, un protagonismo al que no están acostumbrado.  A los africanos Drogba y Eto’o les faltó acierto. Especialmente llamativo lo del costamarfileño, que tras sus “vacaciones” en la Copa de África, continua alternando actuaciones espectaculares con partidos bastante lamentables. El cambio ofensivo de Mourinho y la inusual ubicación de Malouda. No todo fue imprevisible, pero nunca me ha gustado hablar de los árbitros. La eliminatoria está más que abierta para el partido de vuelta.


La Premier también es un duelo de dos

8 febrero 2010

La liga de nuestro país es una competición dominada por dos grandes equipos en la que el resto tiene que contentarse con intentar conseguir una plaza para Europa la siguiente temporada. En Inglaterra, pese a la ceguera de algunos, que se empeñan en nombrar a Arsenal y Liverpool como candidatos, pasa lo mismo desde hace algunos años ya. El Chelsea demostró ayer que esta campaña no iba a ser diferente al superar con claridad al Arsenal, el tercero en discordia -con el Liverpool deshauciado- y poner tierra de por medio entre aspirantes y perseguidores. Este encuentro se disputaba además días después de que el Manchester United ya dejara en evidencia al conjunto de Wenger.

Lo ocurrido ayer sobre el terreno de juego de Stamford Bridge no fue más que una exhibición de eficacia de los “Blues” ante la impotencia del Arsenal. Apenas se llevaba media hora de partido jugada y el Chelsea ya ganaba 2-0, resultado que a la postre sería el definitivo, gracias a dos goles del marfileño Drogba, que volvía tras sus “vacaciones” en la Copa de África.

Wenger contempló una vez más como, por mucho que él se empeñe, una pareja de mediocentros formada por Diaby y Song no va a aportar claridad de ideas en la circulación de balón. El Arsenal depende de Fabregas por completo, y ayer el catalán no estuvo especialmente acertado. Dio la impresión de querer dar el pase más bonito en lugar del más efectivo. Nasri no se parece casi nada al chico que despuntó en el Marsella. Los “Gunners” caracen de un delantero centro de garantías -Arshavin no es un ariete-, y tampoco Wenger cuenta con un portero capaz de salvar un partido con dos acciones portentosas.

Por el contrario, el Chelsea sí que dispone de un seguro de vida bajo los palos. El checo Cech estuvo soberbio en varias acciones que pudieron cambiar el signo del partido. Con Ancelloti en el banquillo, Ashley Cole vuelve a hacer méritos para ser considerado el mejor lateral izquierdo del mundo. El equipo funciona, cada jugador sabe qué función desempeña y a su vez dispone de la libertad suficiente para disfrutar en el campo. Demasiada diferencia entre dos equipos con supuestamente los mismos objetivos.


La hora de Malouda

2 febrero 2010

El francés Malouda llegó a Stamford Bridge en verano de 2007 avalado por unas campañas excelentes en el Olympique de Lyon. La velocidad y el desborde mostrados en el dominador de la liga francesa le catapultaban como uno de los mejores extremos del panorama europeo. Sin embargo, las cosas en Londres se torcieron desde el principio.

Malouda tardó en aclimatarse al fútbol inglés, mucho más rápido y competitivo que el francés. El juego directo de los Blues tampoco le favorecía, y tuvo algunas lesiones que le impidieron jugar tanto como habría deseado. Finalmente solo disputó una veintena de encuentros marcando apenas dos goles.
La siguiente temporada en el club de Londres jugó algo más, pero no mucho mejor. Su escasa aportación goleadora y su individualismo fomentaron los rumores en los que se especulaba con un futuro del francés lejos de Inglaterra.

Entonces llegó Ancelotti. El italiano, cuyo gusto por el fútbol de toque es conocido por todos, no confió inicialmente en Malouda, que vivió condenado al banquillo durante las primeras jornadas de liga. Sin embargo poco a poco le fue dando minutos y el francés respondió sacando lo mejor de sí mismo. Con las bajas de la Copa de África, la presencia de Malouda en el once inicial se hizo casi imprescindible, hasta el punto de que ha sido un jugador clave durante el mes de Enero.
Parte del mérito es de Ancelotti, que en lugar de pegar al francés a la banda, le ha situado en la media punta con mayor libertad de movimientos, justo por detrás de su compatriota Anelka, con el que parece entenderse a la perfección. Malouda ahora asiste y marca, de hecho a estas alturas de la temporada ya ha igualado su record goleador de las anteriores campañas.

Había quien decía que el Chelsea daría un bajón importante durante las fechas de la Copa de África, y no sólo no ha sucedido tal cosa sino que Ancelotti ha conseguido sacar lo mejor de algunos jugadores que parecía destinados a ser carne de banquillo y sin embargo están demostrando toda su valía, como es el caso del francés Malouda, al que por fin parece haberle llegado la hora de triunfar en Stamford Bridge.


Al Chelsea “europeo” no le tiembla el pulso

16 enero 2010

No está Drogba. No está Essien. Tampoco Kalou ni Obi Mikel, pero el Chelsea no parece notarlo. El equipo de Londres ganó con suma facilidad al Sunderland y sigue lider de la Premier League con un partido menos que sus perseguidores.

Ancelotti ha suplido las bajas de los africanos con gran inteligencia. El puesto de mediocentro defensivo, ocupado normalmente por Essien u Obi Mikel, lo ocupa Belleti. El ex-barcelonista no es un centrocampista al uso, pero tiene los suficientes conocimientos defensivos y técnica para cumplir en esa posición, algo que Ballack, por su vocación ofensiva, no fue capaz de hacer en los partidos en que fue probado. La baja del marfileño Didier Drogba es contrarrestada con la irrupción en el once titular de Malouda. El francés pasa a ocupar el puesto de Joe Cole en banda, y Joe Cole juega por detrás del delantero centro, puesto que pasa a ocupar Anelka. Esto genera una movilidad aún mayor en las posiciones de ataque del Chelsea.

Además, los de Ancelotti son un conjunto con unos automatismos muy bien interiorizados. La proyección ofensiva de los laterales, además de un ofrecimiento constante de los mediocentros, posibilitan una circulación del balón fluida y una gran verticalidad hacia el área contraria. El Sunderland, un equipo en una racha claramente negativa, fue arrollado por esta máquina de jugar al fútbol , por un resultado final de 7-2. Tampoco los “Black Cats” opusieron resistencia, por lo que medir el poder de este Chelsea “europeo” por el partido de hoy tiene menor validez, pero en apariencia aun llenos de bajas tan importantes son uno de los equipos más potentes del planeta.


El Chelsea no pasa del empate ante el West Ham

20 diciembre 2009

Partido bastante aburrido en Upton Park en el que el Chelsea no consiguió ganar a un West Ham que se conformó con el empate. En la primera parte Diamati adelantó a los locales al transformar un penalty cometido por Ashley Cole. El lider de la Premier logró igualar el partido del mismo modo al anotar Lampard otra pena máxima. Los “blues” no aprovechan el tropiezo del Manchester ante el Fulham pero se mantienen en lo alto de la tabla.

Cambio de sistema
Ancelotti buscó jugar con dos interiores por primera vez en la temporada, alineando de inicio a Joe Cole y Malouda. Jugó Ballack en el lugar que debería ocupar Essien con Lampard por delante. Fue un fracaso, puesto que el Chelsea no tuvo fluidez en ataque ni consistencia en defensa. El entrenador italiano tuvo que introducir a Obi Mikel en el descanso para arreglar el entuerto. Pese a que el nigeriano no me convence, en el partido de hoy dio equilibrio y el Chelsea mejoró notablemente en la segunda parte.

Nervios en la defensa
Cech estuvo inseguro, ultimamente cualquier balón colgado al área es sinónimo de peligro. Eso sí, el checo sigue siendo determinante en las jugadas en las que los reflejos y la agilidad son imprescindibles. Tampoco Carvalho es el de siempre, llegando tarde a la mayoría de cruces.

Esto es la Premier
Un equipo muy limitado como el West Ham se llevó un punto que le viene de lujo para seguir luchando por evitar el descenso. El equipo local no tuvo el dominio del partido en ningún momento. Sigo sin entender cómo algunos siguen considerando a la liga inglesa como el mejor campeonato del mundo.

Drogba no estuvo fino
El delantero marfileño, actual máximo goleador de la Premier, no tuvo un buen día. Luchó todos los balones pero estuvo muy individualista y fallón.


El Chelsea asedia pero no derriba al Everton

12 diciembre 2009

Partido a priori interesante, al que el Chelsea llegaba tras tres partidos sin ganar -uno en cada competición- y el Everton con la intención de romper una racha negativa.
Ancelotti suplió la baja de Essien con Obi Mikel, mientras que Moyes situó en punta a dos delanteros, Saha y Jo Alves.

Se adelantó el Everton antes del primer cuarto de hora gracias a un gol de Saha. El francés está en estado de gracia, pero su calidad no es suficiente para levantar a los “toffees”. El equipo se echó atrás y a partir de ahí, absoluto dominio de los londinenses.
Con dos killers arriba y un medio del campo plagado de jugones, el Chelsea, que juega de memoria, le dio la vuelta al partido en un santiamén, para continuar mareando a un Everton timorato.
Pese a todo la ausencia de Essien se notó y se seguirá notando. Las ayudas que el ghanés presta constantemente a los centrales son algo que a Obi Mikel le cuesta aportar. Tanto Saha como Jo Alves se quedaron hombre a hombre con Terry y Carvalho, aunque, eso sí, siempre recibiendo de espaldas.
Pese al dominio local, el Everton consiguió nivelar el resultado gracias a otra jugada a balón parado. Tendrá que vigilar ese apartado Ancelotti porque es la faceta más debil de los “blues”.

Asedio del Chelsea también durante la segunda mitad, que culminaría con el gol de Drogba a centro de Ivanovic. Muy interesante el rendimiento del serbio en el lateral derecho, que puede acabar quitando el puesto a Bosingwa.
Empataría de nuevo el Everton, una vez más a balón parado. Desde su estremecedora lesión, Petr Cech tiene muchos más errores en los balones aéreos, y poco a poco está perdiendo el prestigio de “tercer mejor portero del mundo”.  El dominio local continuaba, pero los minutos pasaban y el Chelsea no conseguía ponerse de nuevo por delante. Entró Malouda, entró Beletti e incluso el chaval Borini. Todo fue en balde, para satisfacción de los comentaristas de La 2.

El lider se deja dos puntos cosechando su primer empate en liga ante el Everton, que se va de Stamford Bridge con un punto que sabe a victoria.